2021-06-17
Nacionales
224 Vistas

Cómo es la innovadora tecno-bicicleta que sirve para mejorar la recuperación de los pacientes graves con COVID-19



La pérdida de masa muscular y la fuerza suelen ser una constante en aquellos pacientes que permanecen mucho tiempo quietos en un cama, luego de atravesar alguna operación u enfermedad como lo, por ejemplo, es el COVID-19 en su versión más larga y grave. Ahora, un equipo de ingenieros y médicos de Catamarca, diseñó y desarrolló una bicicleta de propulsión eléctrica para ayudar en la recuperación de pacientes que por sufrir un cuadro grave de Covid-19 u otra enfermedad han pasado largo tiempo en reposo o en terapia intensiva.

Esta bicicleta ayuda además a evitar complicaciones típicas de un paciente inmovilizado como por ejemplo la trombosis de los miembros inferiores, la neuropatía y la mayor probabilidad de infecciones. Y por su construcción sencilla, podría ser replicada en otros hospitales de la Argentina para ayudar a los pacientes en una recuperación más rápida.

El proyecto innovador fue desarrollado por un equipo integrado por miembros del ministerio de Ciencia e Innovación Tecnológica de Catamarca y del Hospital Monovalente Carlos Malbrán de la ciudad de San Fernando del Valle de Catamarca.
En mayo de 2020, el gobernador Raúl Jalil inauguró un hospital monovalente para tratar específicamente a pacientes de Covid-19 y el Estado provincial generó una fuerte inversión allí. Daniel Godoy, director del Hospital Malbrán, explicó que el prototipo de bicicleta eléctrica surgió de la necesidad de ayudar a los pacientes que están inmovilizados. Por ello, se analizaron otros artefactos que hay en el mundo y se innovó en un desarrollo local.

Este prototipo, cuyo desarrollo continúa siendo mejorado, permite a los pacientes realizar ejercicios de rehabilitación asistida tecnológicamente; cuenta con equipo motorizado, con sistema mecánico de multiplicación de potencia (5x), control electrónico de velocidad y rendimiento con indicador por display.

Los sistemas de movilización precoz -como es este prototipo- tienen la finalizad de movilizar al enfermo para evitar distintos tipos de complicaciones inherentes al paciente crítico, como la trombosis de los miembros inferiores, la neuropatía y la mayor probabilidad de infecciones.

“Para los casos de recuperación por cuadros graves de Covid-19, el ejercicio del paciente contribuye al período de retirada del respirador”, señaló Godoy y agregó que “hay cada vez más evidencia de que la movilización precoz ayuda a realzar el estado nutricional, evita la atrofia muscular y es un soporte importante para estimular el sistema inmunológico”.

Juan Tejeda, secretario de Ciencia y Tecnología, precisó que este desarrollo surgió por una necesidad específica del Hospital Malbrán. “Los equipos que se analizaron estaban desarrollados más para personas con problemas neurológicos y motrices, por lo que aquí se innovó para generar un equipamiento para personas en coma inducido”, explicó.

Tejeda señaló que el motor eléctrico es pequeño pero con la fuerza suficiente para hacer girar los pedales a los que van sujetados los pies del paciente, y eso provoca ejercicios aeróbicos en la persona que está en la cama, quien esta monitoreada por el equipo médico que la atiende en forma permanente.

Este prototipo también puede ser utilizado en pacientes que están conscientes pero llevan mucho tiempo en la cama, por lo que han perdido masa muscular y no cuentan con las fuerzas suficientes para pararse y caminar o hacer girar los pedales por su propia voluntad. Incluso, si el paciente pedalea por voluntad propia y se cansa de hacer fuerza, el motor puede impulsar los pies para que el ejercicio aeróbico continúe a una velocidad moderada. Y el display cuenta con un temporizador para que los especialistas vayan controlando el tiempo de cada ejercicio.

“Con este prototipo, el paciente que ha sufrido un cuadro grave de Covid-19 puede perder menos masa muscular, recuperar fuerzas, salir más fortalecido de la terapia intensiva. Nosotros queremos que al menos el paciente no salga tan debilitado y sus defensas mejoren más rápidamente”, dijo Tejeda.

Martín Herrera, ingeniero electrónico e integrante del equipo de trabajo del Ministerio de Ciencia e Innovación Tecnológica, explicó que el prototipo es mejorable, pero ya empezó a mostrar resultados por su adaptabilidad a las piernas de los pacientes que aún están en cama.

“Existen equipos similares en el mundo, pero son caros. Decidimos innovar con motores y elementos que se consigan localmente y sean fácilmente replicables. En este caso, el prototipo está realizado con una bicicleta reciclada y readaptada, motores de limpiaparabrisas y microcontroladores que se consiguen en Catamarca”, dijo Herrera.
























Comentar la noticia

Comentarios

Noticia sin comentarios