2021-07-05
Internacionales
215 Vistas

El papa Francisco está “en buen estado general” tras ser operado: pasará siete días en el hospital



El papa Francisco, que fue operado con éxito el domingo del colon, “está en buen estado” por lo que deberá permanecer internado al menos siete días en el hospital Policlínico Gemelli de Roma, informó este lunes el Vaticano.

El pontífice “se encuentra en buen estado general, despierto y respirando por sí mismo. La cirugía de estenosis diverticular realizada la noche del 4 de julio (...) duró alrededor de 3 horas. Se espera una estancia hospitalaria de unos 7 días, salvo complicaciones”, informó el portavoz del Vaticano, Matteo Bruni, en su primer boletín médico de la jornada sobre la salud del pontífice argentino, de 84 años.
Horas atrás, e lcardenal italiano Enrico Feroci había declarado que “el papa está bien” al referirse a la primera noche pasada por el pontífice en el hospital. “Nuestra oración y nuestra cercanía es enorme. Hablé con el cardenal vicario” Angelo De Donatis” y me dijo que “el papa está bien”, aseguró Feroci en el aeropuerto de Roma poco antes de viajar a Tierra Santa.

Previamente, el Vaticano había informado la noche del domingo que el pontífice, de 84 años, ha “reaccionado bien a la anestesia general” tras la intervención quirúrgica que duró varias horas.

Francisco fue internado en el hospital Gemelli de la capital italiana, donde se le realizó una “cirugía planificada a causa de sufrir estenosis diverticular sintomática del colon”, precisó el Vaticano. La cirugía fue decidida para reducir los problemas causados por los divertículos, que son pequeñas hernias en la pared del colon, un problema que aumenta con frecuencia con la edad. El papa llegó de forma sorpresiva hacia las 15 (hora local, 13 GMT) del domingo en auto, sin escolta, acompañado por su chófer y un colaborador próximo.

Según fuentes médicas deberá permanecer ingresado unos cinco días para su recuperación en una habitación del décimo piso del hospital, la misma donde fue internado en varias ocasiones Juan Pablo II después del atentado en 1981 y por sus numerosos problemas de salud.

Las ventanas del décimo piso permanecieron cerradas toda la noche, según constataron los numerosos fotógrafos y camarógrafos instalados frente al hospital. El Vaticano por su parte no ha informado sobre la duración de su estadía en el Gemelli.
El pontífice suspendió las audiencias generales de los miércoles para todo el mes de julio y no tiene citas oficiales en su agenda hasta el próximo domingo, cuando deberá aparecer en la ventana del palacio pontificio para la oración del Ángelus.

El jefe de gobierno italiano, Mario Draghi, ha sido entre los primeros que han enviado un mensaje de cercanía al papa en el que le transmitió su deseo de “una rápida convalecencia y pronta recuperación”.

Tras la noticia de la operación cientos de mensajes de todo el mundo comenzaron a llover en todas las redes sociales.

Numerosos obispos españoles y de América Latina dedican pensamientos así como mandatarios y líderes religiosos, entre ellos el venezolano Nicolás Maduro y el gran imán de la Universidad Al-Azhar, el jeque Ahmed el Tayyeb. “Os pido que os unáis a mis oraciones por la pronta recuperación del @Pontifex_es, que ayer domingo, después de presidir el Ángelus, fue sometido a una intervención quirúrgica programada, aprovechando sus vacaciones”, escribió en un tuit el cardenal español Joan Josep Omella.

“No le tengo miedo a la muerte”

Nacido en Argentina el 17 de diciembre de 1936, a Jorge Bergoglio le habían extirpado el lóbulo superior del pulmón derecho con sólo 21 años a causa de una pleuresía. Sufre además problemas de cadera y ciática.

El domingo al mediodía celebró la tradicional oración dominical del Ángelus desde la ventana del Vaticano para los fieles que se encontraban en la plaza de San Pedro bajo un sol abrasador.
Parecía estar en buena forma física y anunció, emocionado, una visita de Estado a Eslovaquia entre el 12 y 15 de septiembre, su segundo viaje al exterior en 2021 tras el realizado a Irak en marzo.

“No le tengo miedo a la muerte”, había confiado en un libro de entrevistas realizado por un periodista argentino en 2019. Tras la operación al pulmón, Francisco confesó que nunca se sintió limitado en sus actividades ni cansado.

En estos últimos años, no obstante, canceló algunas apariciones y, ocasionalmente, se le nota que camina con dificultad.











Comentar la noticia

Comentarios

Noticia sin comentarios