2021-07-05
Otras Noticias
215 Vistas

Comer pasas de ciruela mejora la salud cardiovascular



¿Cuándo fue la última vez que comiste pasas de ciruelas? ¿Pasó mucho tiempo? ¿Pensás que sólo son un “snack” saludable? Quizás, es momento de incorporarlas a tu dieta de todos los días. El consumo diario de ese alimento puede contribuir a mejorar los factores de riesgo de enfermedades cardiovasculares, entre ellos el aumento de la capacidad antioxidante y la reducción de la inflamación en mujeres posmenopáusicas sanas.

La investigación fue realizada por la Universidad Estatal de San Diego (Estados Unidos) y publicada por la revista académica Journal of Medicinal Food. “Cuando se examinan nuestras investigaciones anteriores y las de otros, combinadas con estos nuevos datos, se observa una evidencia consistente de que el consumo de pasas de ciruelas puede promover la salud”, explica una de las autoras del trabajo, Shirin Hooshmand, que además es docente del Departamento de Nutrición de esa universidad estadounidense.
Según el estudio, el consumo, por supuesto, debe ser moderado. Las conclusiones indican unos 50 gramos de pasas de ciruelas -aproximadamente unas cinco o seis- por día durante seis meses. Eso mejora los biomarcadores de riesgo de enfermedad cerebrovascular; incluye el aumento del colesterol “bueno” del cuerpo y la reducción de la proporción entre el colesterol total y el HDL (lipoproteínas de alta densidad).

// Ciruelas: qué diferencias hay entre las distintas variedades

Otro de los beneficios que marcó el estudio es el de una mayor capacidad antioxidante además de reducir los niveles de las citoquinas inflamatorias interleucina-6 y factor de necrosis tumoral-alfa, asociadas al riesgo de ECV.

“La reducción de la inflamación crónica y el aumento de la capacidad antioxidante en el cuerpo se asocian con un menor riesgo de ECV, junto con muchas otras enfermedades. Este estudio no sólo muestra que las pasas de ciruelas pueden ser una buena manera de reducir la inflamación y aumentar la capacidad antioxidante, sino que también sugiere que comerlas todos los días puede mejorar los niveles de colesterol en las mujeres posmenopáusicas”, detalló Mark Kern, otro de los autores del estudio.

La investigación se realizó con un universo de 48 mujeres posmenopáusicas sanas, que fueron divididas en tres grupos. El primer grupo de control no comió pasas. Mientras que los dos restantes consumieron 50 o 100 gramos de ciruelas diarias durante el medio año que duró el estudio. El resto de los aspectos de la dieta y del estilo de vida continuaron con su ritmo habitual.

El trabajo de la universidad estadounidense pone el foco en un tema central: las enfermedades cardiovasculares. Son la principal causa de muerte en todo el mundo, según las Estadísticas de enfermedades cardíacas y accidentes cerebrovasculares de la American Heart Association, máximo referente científico en materia de cardiología en Estados Unidos.

La lucha contra esas enfermedades significa un gran desafío para la salud pública. Además, los expertos señalan que es probable que los efectos del COVID-19 hayan influido en la salud cardiovascular y en las tasas de mortalidad de la población mundial, así como el aumento de los riesgos relacionados con el estilo de vida moderno, en comparación con décadas pasadas.







Comentar la noticia

Comentarios

Noticia sin comentarios