2022-04-19
Provinciales
67 Vistas

El Escudo de San Luis realizado por Alfredo Calderón Battini ahora embellece y galardona al Salón de la Puntanidad.



El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, encabezó el acto en el cual recibió la donación de la pieza icónica que se encontraba en la Iglesia Catedral y desde este momento podrá ser visitada en Terrazas del Portezuelo. El escultor, Alfredo Calderón Battini; el presidente de la Junta de Historia de San Luis, Raúl Fourcade y el obispo de San Luis, Gabriel Barba, acompañaron la ceremonia.
La noche de este lunes 18 de abril de 2022 quedará en la historia puntana. El prestigioso escultor, Alfredo Calderón Battini, donó su creación más preciada a la Provincia: se trata de un escudo realizado artesanalmente en madera de nogal. Una obra icónica e inigualable que destella grandeza y puntanidad.

El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, al iniciar su mensaje, recordó momentos de su infancia cuando se interiorizó de la cultura popular y conoció a varios de los personajes icónicos de San Luis, tales como Rosendo Hernández, “Teco” Alcaraz, “Flaco” Manavella, “Chocho” Arancibia, Antonio Esteban Agüero, Ricardo Zabala Ortiz, Víctor Endeiza y el maestro Alfredo Enrique Calderón Battini, escultor y creador del histórico Escudo de San Luis, a quien tuvo como profesor en la Escuela Normal “Juan Pascual Pringles”.

Al pasar los años, Rodríguez Saá, se reencontró con su estimado profesor, quien en varias charlas de café, le empezó a hablar del escudo y hasta se lo mostró casi terminado, explicándole los detalles de tan prestigiosa obra de 1,97m por 1,83m, tallada en madera de nogal totalmente a mano. “El escudo de Calderón Battini es determinante para esa representación simbólica. Están las Sierras de San Luis, de todos. Tiene los dos venados, símbolo de nuestra geografía y fauna autóctona; tiene esa pradera o valle que nos insinúa los ríos de San Luis, los arroyos cristalinos; y los laureles que le dan señorío y lo magnifican. Este escudo tan importante y está en la historia de San Luis”, mencionó.

El 25 de agosto de 1979, el maestro Calderón Battini, presentó su escudo en la Iglesia Catedral. En ese día, el artista manifestó ante una multitud: “En este pedazo de madera que un día Dios me dio, les traigo a 3.500 granaderos que acompañaron al Padre de la Patria para dar la libertad a medio continente. Eran mis hermanos, los puntanos. También representa al maestro puntano que con una tiza en la mano, va a los cuadro puntos cardinales del país a enseñar a leer y escribir”.
La noche de este lunes 18 de abril de 2022 quedará en la historia puntana. El prestigioso escultor, Alfredo Calderón Battini, donó su creación más preciada a la Provincia: se trata de un escudo realizado artesanalmente en madera de nogal. Una obra icónica e inigualable que destella grandeza y puntanidad.

El gobernador, Alberto Rodríguez Saá, al iniciar su mensaje, recordó momentos de su infancia cuando se interiorizó de la cultura popular y conoció a varios de los personajes icónicos de San Luis, tales como Rosendo Hernández, “Teco” Alcaraz, “Flaco” Manavella, “Chocho” Arancibia, Antonio Esteban Agüero, Ricardo Zabala Ortiz, Víctor Endeiza y el maestro Alfredo Enrique Calderón Battini, escultor y creador del histórico Escudo de San Luis, a quien tuvo como profesor en la Escuela Normal “Juan Pascual Pringles”.

Al pasar los años, Rodríguez Saá, se reencontró con su estimado profesor, quien en varias charlas de café, le empezó a hablar del escudo y hasta se lo mostró casi terminado, explicándole los detalles de tan prestigiosa obra de 1,97m por 1,83m, tallada en madera de nogal totalmente a mano. “El escudo de Calderón Battini es determinante para esa representación simbólica. Están las Sierras de San Luis, de todos. Tiene los dos venados, símbolo de nuestra geografía y fauna autóctona; tiene esa pradera o valle que nos insinúa los ríos de San Luis, los arroyos cristalinos; y los laureles que le dan señorío y lo magnifican. Este escudo tan importante y está en la historia de San Luis”, mencionó.

El 25 de agosto de 1979, el maestro Calderón Battini, presentó su escudo en la Iglesia Catedral. En ese día, el artista manifestó ante una multitud: “En este pedazo de madera que un día Dios me dio, les traigo a 3.500 granaderos que acompañaron al Padre de la Patria para dar la libertad a medio continente. Eran mis hermanos, los puntanos. También representa al maestro puntano que con una tiza en la mano, va a los cuadro puntos cardinales del país a enseñar a leer y escribir”.







Comentar la noticia

Comentarios

Noticia sin comentarios