2021-03-27
Internacionales
214 Vistas

Trabajan para reflotar el Ever Given, el gigantesco buque de carga encallado.



Quienes trabajan en el asunto advierten que podría llevar días o incluso semanas. El Ever Given, que tiene la longitud de cuatro campos de fútbol, se encalló en el extremo sur del canal, impidiendo el tráfico en uno de los corredores fluviales más transitados del mundo.

EL CAIRO.- Nada ni nadie parece capaz de desencallar el inmenso buque carguero atravesado desde el martes en el Canal de Suez, un gigante atascado en medio de una de las vías náuticas más transitadas del mundo que ya generó miles de millones de dólares en pérdidas al comercio global.

El primer intento para reflotar el buque portacontenedores de 400 metros de eslora fracasó rotundamente este viernes, y ahora se espera que el bloqueo continúe hasta la semana que viene, pese a un esfuerzo combinado de barcos y máquinas especializadas cada vez más grandes y poderosas.
“La operación fracasó”, reconoció la compañía Bernhard Schulte Shipmanagement (BSM), encargada de la gestión técnica del navío. La empresa precisó que “dos remolcadores suplementarios de 220 a 240 toneladas” llegarían este fin de semana para reforzar las maniobras.

El incidente, debido a violentos vientos combinados con una tormenta de arena, provocó importantes atascos. Más de 200 barcos están bloqueados en los dos extremos de la zona de espera, situada en mitad del canal.

La empresa de transporte marítimo Maersk y la alemana Hapag-Lloyd dijeron que evaluaban desviar sus barcos y pasar por el Cabo de Buena Esperanza, un trayecto de 9000 kilómetros y diez días adicionales bordeando el continente africano, y en los hechos un viaje en el tiempo hasta el lejano 1869, cuando se inauguró el canal. Cerca de 19.000 barcos atravesaron el canal en 2020, un promedio de algo más de 51 navíos por día.

Trastornos:
Según un informe de la firma Allianz Global Corporate & Specialty sobre la seguridad marítima, los incidentes en el canal son extremadamente raros, “con 75 incidentes en la última década”. Pero el nuevo incidente, entre los más serios de esa lista, está causando un trastorno económico de dimensiones tan inabarcables como el Ever Given.

El buque accidentado es propiedad de la empresa japonesa Shoei Kisen y lo operaba la taiwanesa Evergreen. Las dos están en la mira de las decenas o incluso cientos de compañías que se vieron perjudicadas por el embotellamiento naval sin precedente que aquietó de pronto las aguas.

“El bloqueo del Canal de Suez podría parecer un problema local, pero en realidad es una situación de importancia mundial”, señaló David Smith, director del departamento de responsabilidad civil marítima en el estudio de abogados McGill and Partners.

Un análisis de Allianz reveló que cada semana de bloqueo supone un recorte de entre 0,2 y 0,4 puntos en el crecimiento anual del comercio. “El problema es que el bloqueo es la gota que colma el vaso para el comercio mundial”, dice el informe. “En primer lugar, los plazos de entrega de los proveedores se alargaron desde principios de año y ahora son más largos en Europa que durante el pico de la pandemia”, añade.

Se esperan reclamos a la empresa aseguradora del Ever Given por las pérdidas en las que incurran los propietarios de los bienes transportados por los productos que se deterioren, así como por no cumplir con los plazos de entrega convenidos con sus clientes.

También la Autoridad del Canal de Suez podría sumarse a las demandas, tanto por los daños ocasionados en el canal debido a las maniobras de rescate, como por las pérdidas ocasionadas por el bloqueo del paso. El Canal de Suez representa una de las principales fuentes de ingreso de las codiciadas divisas extranjeras para Egipto.

“La interrupción tendrá un precio elevado. Algunos en la industria hablaron de 100 millones de dólares”, dijo David Smith. “Pero la factura final, que se compondrá de las indemnizaciones por los retrasos, la pérdida de ingresos para el canal, los posibles daños a la carga y el costo de reflotar el buque, será mucho más alta”, estimó.

Agencia: Reuters









Comentar la noticia

Comentarios

Noticia sin comentarios